Mozilla rompe con Google. ¿Un divorcio necesario?

Gran parte de la financiación de la fundación Mozilla viene de Google gracias a un contrato por el que, desde 2004, el buscador por defecto de Firefox es google.com.

A mediados del mes de octubre Mozilla anunciaba que este acuerdo no se renovaría, firmando otro parecido con Yahoo.

Tengo mi dudas de cual de las partes no ha querido renovar. Dada la dependencia económica de Google por parte de Mozilla, me resulta extraño que esta  iniciativa provenga del navegador del panda rojo.

Sin embargo era una ruptura inevitable. Google y Mozilla han dejado de ser competidores a convertirse en adversarios: dos compañías con intereses antagónicos.

Google  ha dejado de lado su antiguo lema «Don’t be evil«. Su modelo de negocio se basa en la violación sistemática de la privacidad del usuario. Y aunque todavía se rodea de un aura «cool»,  algunas de sus últimas iniciativas, como la de implantar SDPY Proxy, me hacen ver las orejas del lobo.

La misión de Mozilla desde sus origenes, en cambio, es promover una web abierta donde esté protegida la privacidad del usuario. Todos los proyectos que impulsa son coherentes con esta posición. Sin embargo su talón de Aquiles es la financiación. Parece que su nueva estrategia pasa por diversificar sus apoyos económicos,  pero sobre todo por la concienciación de la comunidad. Apoyar a Mozilla, es apoyar la privacidad. También puedes hacer una donación  en https://www.mozilla.org/es-ES .